Culturas originarias de México: grupos indígenas y turismo

¿Cuántos grupos indígenas existen en México? ¿Dónde se ubican y quiénes son?

En México existen 62 grupos indígenas diferentes que habitan en toda la República. Oaxaca es el estado con mayor diversidad étnica, seguido de Chiapas y Veracruz. No obstante, en las últimas décadas, y en ocasiones como un impacto derivado del turismo mal gestionado, se han generado concepciones erróneas y prejuicios sobre las sociedades indígenas.

Existe una tendencia de asociar México únicamente con los legendarios aztecas (que en realidad eran nahuas o mexicas que habitaban en varias zonas del centro y sur del país), y los mayas (con sus múltiples variaciones, poblando las regiones del sur). Mientras que hoy en día, además de los mayas y los nahuas, las etnias más representativas son los zapotecos, totonacos, otomíes y popolucas. ¡Y éstos son sólo 6 de los 62 grupos indígenas existentes!

¿Qué significa ser indígena? ¿Es un término despectivo?

Explore le Monde
Crédito: Explore le Monde

Aclarar el término indígena es importante. En su sentido más amplio, indígena significa “ser originario de su país”. Por esta definición, todos nos podemos sentir indígenas de nuestro lugar de origen, (nuestros antepasados definitivamente lo fueron). No obstante, sobretodo en Europa, la historia y la globalización han sido la causa principal por la que la identidad cultural originaria no sea tan fuerte como en otros países de América; ni tengan costumbres arraigadas de sus antepasados o continúen con la cosmovisión ancestral.

Prejuicios actuales sobre las sociedad indígenas en México

Los prejuicios en torno a las etnias indígenas en México son aún muchos y muy fuertes, sobre todo en las grandes ciudades, donde los ciudadanos en ocasiones no han tenido un contacto directo previo con culturas originarias. Generalmente, se concibe a los indígenas como una “minoría” que se distingue de la “mayoría”, mientras se les coloca en una posición subordinada y diferenciada. En casos extremos, incluso se llega a predicar la necesidad de “adaptar” al indígena a la sociedad actual, para estar integrados en el sistema de creencias mestizo.

“Los indígenas de México (como en cualquier otra parte del mundo), guardan una relación humano-naturaleza que la sociedad urbana del siglo XXI ha perdido casi en su totalidad”.

Esta concepción es simplista e imperialista. Los indígenas de México (como en cualquier otra parte del mundo), guardan una relación humano-naturaleza que la sociedad urbana del siglo XXI ha perdido casi en su totalidad. Además de que no debería haber una distinción tan separatista entre ser indígena o no, sino que simplemente existen multitud de grupos culturales y formas de vida diferentes.

Y el turismo, ¿cómo afecta las sociedades indígenas?

Crédito: Daniel Baldamus

Desde el punto de vista turístico, es importante tomar a nuestras culturas originarias en cuenta y poder implicarles desde la base en su gestión turística para que se sientan parte de ella. Con ello se pretende evitar los impactos derivados del ímpetu de estereotipar las culturas originarias e indígenas como mero espectáculo para los visitantes. Dichos impactos pueden ir desde la aculturación (pérdida paulatina de la cultura local por querer parecerse más al visitante); hasta la hostilidad cultural, donde se genera rechazo hacia el visitante, quien es percibido como una billetera andante en lugar de una persona en sí misma.

Como vemos, los impactos sociales asociados a una gestión del turismo no responsable afectan a ambas partes, tanto a visitantes como a la población local. De ahí que sea tan importante asegurarnos que las poblaciones locales (sean indígenas o no), asuman el control de la actividad turística y nosotros, como turoperadores o intermediarios, dispongamos de medios para apoyarles en sus necesidades.

Sólo de esta forma lograremos crear redes resilientes que garanticen la calidad y la responsabilidad de las actividades y experiencias culturales en turismo sustentable.

Comments

Deja un comentario