El vasto estado de San Luis Potosí se extiende sobre las llanuras semidesérticas del norte central de México. Esta entidad abarca diversos ecosistemas, por lo cual está dividida en tres áreas principales: la región central, que tiene un clima boscoso y manantiales para poder bucear; el Altiplano o zona desértica, que ofrece el Pueblo Mágico de Real de Catorce como su principal atracción, y la Huasteca Potosina, región de selva densa con cascadas e incomparables escenarios. Gran parte de la herencia prehispánica y colonial aún puede apreciarse en los pueblos de esta región.

La capital potosina, una de las ciudades más pintorescas del país, combina su pasado minero con el toque mágico de la época colonial. En 2010, su centro histórico fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este ostenta explanadas en desnivel, hermosas plazas, parques llenos de flores y una efervescente vida cultural.